El ingeniero en Ejecución Eléctrica de la Universidad de Chile, Alfonso Molina, cuenta el proceso de desarrollo y ejecución de sus teorías sobre innovación para buscar mejoras en la sociedad, y que hoy desarrolla en su fundación en Roma, Italia. Además, el integrante del Nodo Alumni de nuestro plantel destaca el proceso innovador de la nueva Constitución que, para él, "viene a cambiar las reglas del juego".

Ingeniero U. de Chile y fundador de “Mondo Digitale” relata su trabajo de innovación social y tecnológica en Europa

por Diego EspinozaMar 15, 2022

En búsqueda de una conexión con su querida alma mater, el ingeniero en Ejecución Eléctrica de la Universidad de Chile, Alfonso Molina, ha sido un importante colaborador de los proyectos de innovación que ha tenido nuestro plantel. De esa forma, el ex alumno de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas se ha incorporado al trabajo de proyectos como el de Laguna Carén y hoy también se suma al Nodo Alumni, en búsqueda de generar mecanismos de vinculación entre las egresadas y egresados de la Casa de Bello.

La experiencia de Alfonso recae en décadas de investigación en la Universidad de Edimburgo, Gran Bretaña, donde realizó su doctorado y luego fue profesor titular. “La verdad es que la Universidad de Chile me dio la confianza, la base y la identidad de pasearme por universidades y alcanzar lo que me propuse. Por eso, después de estudiar economía política, noté que a mí me interesaba más la ingeniería social, de innovación y desarrollo tecnológico, entendiéndolo como un proceso multidisciplinario, social y técnico. A eso dediqué mis teorías del doctorado”, cuenta Molina.

“Una vez conseguido eso, me faltó una dimensión social que fue lo que me llevó fuera de Chile para cambiar y mejorar el mundo. Por eso me fui a Roma a crear y ser cofundador de la fundación Mondo Digitale en el 2001, ya que me permitía hacer una aproximación mucho más holística de teoría y poner en práctica todas las investigaciones que había hecho, para ponerme al servicio de soluciones sociales”, agrega.

Investigación para la acción

Dentro de los procesos de innovación que el egresado U. de Chile ha realizado en Europa, destaca la creación de su propio mecanismo de AR+DI, Action Research + Development Implementation, es decir, Investigación para la acción + el desarrollo de la implementación. Esto con el fin de buscar soluciones para grupos más desventajados dentro de Italia y el mundo.

Alfonso es co-fundador de la fundación Mondo Digitale de Roma, Italia, la cual se dedica a la innovación sociotécnica.

“En Edimburgo había desarrollado teorías de la innovación que para mí no tenían mucho sentido sin verlas aplicadas. Por eso, en la fundación tomamos un camino de investigación para la acción, para luego tener un desarrollo de la implementación de teorías que luego se transforman en productos, cursos, videos, productos manuales, guías y hasta una obra de teatro. Para nosotros es crucial que la actividad de la fundación esté en contacto directo con una enorme variedad de segmentos de la humanidad, empezando con la innovación en educación”, asegura Molina.

Para el integrante del Nodo Alumni la educación es la raíz para enfrentar los distintos problemas, y por ello se dedicó a trabajar desde escuelas primarias hasta institutos profesionales de Italia, con productos de innovación que pudieran colaborar al desarrollo de la enseñanza. Luego de eso realizó trabajo con ancianos, refugiados, inmigrantes, cesantes, enfermos terminales, niños, trabajos en paridad de género, entre otros procesos.

La Constitución es innovación

Aunque Alfonso dejó Chile para el Golpe de Estado de 1973, su vínculo con el país ha existido desde siempre. Hoy, por ejemplo, confía en el proceso innovador que significa para él la nueva Constitución, dado que está “intentando cambiar las reglas del juego”.

Para él, este tipo de cambios políticos-sociales, “van siempre acompañados de cosas tecnológicas innovadoras, pero cuando creas una nueva Constitución estás innovando con las reglas del juego de la sociedad. En Chile tenemos el sistema neoliberal que se está agotando. Hoy Chile está en un proceso de cambiar los balances del poder y economía del país, lo cual va a tener resistencias, pero como decía (Gabriel) Boric, todas las reivindicaciones necesitan cambios”.

Como conclusión, y aparte del proceso constituyente, el profesor Molina cree que Chile tiene el potencial de aumentar su innovación desde la sociedad, potenciando “todos los centros de investigación y desarrollo, conectarlos con la industria y muchos otros desafíos que los países han enfrentado, pero la industria misma debe estar con un espíritu de innovación y construir productos y servicios para el mercado, pero también al servicio del país”.

Alfonso Molina es uno de los primeros integrantes del Nodo Alumni, que agrupa a egresadas y egresados que están dispuestos a colaborar activamente con la creación de la Comunidad Alumni de la Universidad de Chile. Para participar del Nodo, ingresa a alumni.uchile.cl y regístrate en esta nueva red de la Casa de Bello.